Los chochos peludos son nuestra perdición y más cuando van acompañados de cuerpazos y de tetas grandes como las dos que tiene la guarra de aquí… Qué no se que me ha dejado más impresionado, si ver sus tetazas o si hacerme la paja que me he hecho viendo su pelo en el coño.